El futuro del agua, en nuestras manos

El futuro del agua, en nuestras manos

La mayoría de las actividades que realizamos a lo largo del día están relacionadas con el agua, incluso aquellas en las que creemos que no tiene nada que ver. Sabemos que el agua es importante, pero ignoramos hasta qué punto. No debería extrañarnos: vivimos en un mundo interrelacionado.

Aunque parezca inverosímil, todo lo importante que ocurre en torno al agua, pasa fuera del sector del sector hidráulico. Cuesta de creer, ¿no? Pues es así y la explicación es bien sencilla: todas las repercusiones que se dan sobre los recursos hídricos, sobre el ciclo urbano del agua y sobre la provisión de servicios de agua potable y de saneamiento, son factores que ocurren en sectores que pertenecen a otras actividades económicas.

El sector hidráulico incluye todas aquellas actividades relacionadas con el desarrollo del sistema hídrico y el acceso de los habitantes de una localidad al sistema de aguas. Por ejemplo, incluirá las actividades relacionadas con la canalización de una zona determinada o el desarrollo de presas hídricas para la obtención de energía.

Por ejemplo, la actividad turística no forma parte del sector hidráulico, pero, sin embargo, generará importantes presiones sobre los recursos hídricos. Por lo tanto, ni podemos entender el sector del agua si no lo relacionamos con otras actividades económicas, ni a la inversa. De este modo nos resultará más fácil entender la importancia del agua y del desarrollo del sector hidráulico para toda la población global, así como la necesidad de establecer un diálogo con el resto de sectores económicos.

Así lo explicaba Gonzalo Delacámara, Coordinador del Departamento de Análisis Económico de la Fundación IMDEA Agua, en la celebración del décimo aniversario del CWP, el clúster catalán del agua, formado por empresas y centros de conocimiento que, des de 2008, operan en el sector del uso sostenible del agua. El CWP promueve proyectos y colaboraciones multinivel, orientadas a conseguir soluciones innovadoras a las necesidades globales de agua de calidad en cualquier lugar del mundo y aplicables en múltiples sectores.

Precisamente de la diferencia entre el suministro y el acceso al agua en diferentes zonas del mundo centró Delacámara parte de su discurso.

Para toda aquella parte de la población mundial (varios miles de millones de personas) que no tienen todavía resuelto el suministro de agua potable, con la retirada de sus aguas residuales no sólo les ayudamos a resolver ese problema, sino que les proporcionemos un bien vital que necesitan para subsistir, les estamos resolviendo la vida. (Gonzalo Delacámara)

Tal como Delacámara aseguraba en su presentación, hoy en día hay más gente en el mundo con un móvil que con un sanitario, lo que hace patente la brecha de desigualdad que hoy todavía existe entre países y que no logramos solventar.

Si consiguiéramos solucionar estas situaciones de desventaja, no sólo estaríamos garantizando que toda la población gozara de una mejora referente a la sanidad y la comodidad, sino que también podríamos arreglando otras situaciones que ponen en riesgo la vida de millones de personas, como por ejemplo, el largo recorrido que las mujeres de algunos países deben realizar para conseguir agua potable. La existencia de una canalización de agua potable evitaría que estas mujeres tuvieran que dejar la escuela y corrieran el riesgo de sufrir posibles ataques durante el trayecto que realizan para buscar el agua.

Delacámara también habló de otros retos a los que debemos enfrentarnos, como la adaptación al cambio climático, la cual cree que es inevitable y que dependerá de nosotros la manera en la que nos adaptemos. Hasta el momento, considera que la mayoría de países suspenden en esta tarea, pero se muestra esperanzado cuando contempla el desarrollo de países como Israel o Singapur, donde el agua ha pasado de ser un factor limitante a convertirse en una oportunidad de desarrollo.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

De conformidad con la normativa vigente en materia de protección de datos personales, le informamos de que sus datos personales serán tratados por FLUIDRA S.A (en adelante FLUIDRA) sita en Avda. Francesc Macià, 60, planta 20, 08208, Sabadell (Barcelona) y NIF A-17728593. Los datos serán tratados con la finalidad de gestionar la publicación de su comentario en nuestra web. Sus datos no serán cedidos, vendidos, alquilados o puestos a disposición de ninguna otra forma a ningún tercero. En determinados casos se dará acceso a aquellos proveedores de servicios de FLUIDRA, quienes realizan determinadas actividades para FLUIDRA (como por ejemplo el envío de la newsletter), pero en ningún caso trataran los datos para sus finalidades propias. Que conservaremos sus datos personales durante el tiempo que el artículo permanezca publicado, y en todo caso durante el período imprescindible para la gestión de éstos. El tratamiento es legítimo porque Vd. ha prestado su consentimiento Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, portabilidad de los datos y oposición, o revocando el consentimiento prestado para tratamiento de sus datos personales, ante el responsable del tratamiento enviando su solicitud por escrito dirigida a Avda. Francesc Macià, 60, planta 20, 08208 Sabadell (Barcelona) o mediante el envío de un correo electrónico a dataprivacy@fluidra.com, en ambos casos con la referencia “Protección de Datos” y adjuntando una copia del DNI. En caso de que Vd. desee ponerse en contacto con nuestro DPO para formular cualquier consulta o duda, envíenos un correo electrónico a: dataprivacy@fluidra.com o una carta a la dirección facilitada con la referencia “DPO”. Le informamos que podrá ejercer su derecho de reclamación ante la autoridad de control.